FANDOM


Danganronpa 1 School Mode Makoto Naegi Pixel Sprite 07 En construcción...

Este articulo se encuentra en construcción por Paper Kirby 2390. Por favor evite editar la pagina o hacer cambios sin permiso, para evitar conflictos de edición.



Jenevra Ribeiro
Jenevra by Jessi
Por Jessica
Nombre
Información académica
Clase 10
Talento Artesano
Información biológica
Género Femenino ♀
Altura 1.55m - (DSZ)

1.58m - (DS:AG)

1.58m - (NDSi)

Peso 48kg - (DSZ)

55kg - (DS:AG)

54kg - (NDSi)

Fecha de nacimiento 25/05 (Géminis ♊)
Tamaño de pecho 78cm
Lateralidad Diestro
Tipo de Sangre B+
Información personal
Estado Viva
Nacionalidad 20px-Flag_of_Angola.svg.png Angoleña
Gustos Galletas, amigos, peces
Disgustos Tecnología (con el tiempo cambió de opinión), adefesios, retrasos
Situación en el Killing Game
Participado Sobreviviente/Traidor - (DSZ)

Fundación Futuro - (DS:AG) Fundación Futuro - (NDSi)

Destino(s) Sobreviviente junto con Himeka, Ascot, Ihsan, y Baldric - (DSZ)


Vicepresidenta de la Fundación Futuro, mano derecha de Ihsan - (DS:AG)

Directora del Hopeful Hall - (NDSi)

Representaciones
Actor de Voz (Headcanon) Kaori Nazuka - (JP)

Maggie Vera - (Latina)

“... ¿Lo hice bien...? ¿Alistair? ¿Eliette?”
Jenevra Ribeiro, mirando al horizonte.

Jenevra Ribeiro es la protagonista de DanganSaga Zero, también reconocida por ser la Estudiante Artesana Definitiva.

Vuelve en DanganSaga: After Genocide como miembro de la Fundación Futuro junto con Ihsan Atiya y su mascota Jake la lagartija, para rescatar a los sobrevivientes restantes en el final verdadero.

Nuevamente hace otra aparición en New DanganSaga insanity™, ahora como la Directora del Hopeful Hall.

AparienciaEditar

DanganSaga ZeroEditar

Con 17 años de edad, su altura era bastante baja. Su tono de piel es moreno oscuro, llegando casi al tono negro. Posee un cabello pelirrojo claro con los extremos oscuros, llegando a un tono rojizo-marrón. Tiene un ahoge curvado en la parte derecha de su cabeza que se estira de forma decreciente. Justo debajo del inicio de su ahoge, tiene un moñito rosa con pequeños listones y un corazón rojo en el centro.

Sus ojos son de color rojizo-marrón. Posee unas cejas del mismo color de sus ojos bastante finas. Tiene la frente mayormente descubierta, ya que su cabello está muy estirado hacia atrás. Usa unos pendientes con forma de estrella de bronce.

Usa una bufanda de color rosa que cubre su boca por completo, llegando a tocar la parte baja de la nariz. La bufanda posee un nudo en el frente, dejando los dos extremos de esta colgando hasta un poco más abajo de su pecho. Tiene puesto un abrigo de manga larga de tela de color azul rey con una flor roja de cuatro pétalos, en el centro, un círculo amarillo y en las diagonales líneas negras. Al final de las mangas del abrigo hay un patrón de cuadros de colores, siendo tres filas. Hay otro patrón en la mitad de las mangas que son unas líneas formando pequeños círculos como olas de color naranja. El mismo patrón se encuentra en la parte inferior del cuerpo del abrigo.

Posee pantalones largos de mezclilla de color gris no muy apretados con pequeños bolsillos a la derecha e izquierda. Usa zapatos simples de color café sin agujeta.

DanganSaga: After GenocideEditar

Aparentando tener 37 años, crece unos pocos centímetros más. Posee la misma bufanda rosa aunque ahora le queda más pequeña. Su vestimenta cambia a una blusa simple de color azul celeste y una chaqueta negra de cuero encima, con unos pantalones del mismo material de antes pero más grandes y con un cinturón, además de que ahora posee tenis deportivos.

New DanganSaga insanity™Editar

Ahora aparentando 42 años de edad, su cabello crece ligeramente, siendo un poco más largo, además de que el tono rojizo-marrón de las puntas es menos visible. Ya no posee pendientes y su bufanda es más larga, siendo probablemente una nueva o la misma pero mejorada.

Lleva puesta una blusa formal de color celeste junto con una chaqueta gris que la cubre casi toda junto con el resto de su torso, asemejando una formal vestimenta de un director escolar. Usa pantalones largos de mezclilla que cubren sus piernas por completo, de un color gris pero más claro que el de la chaqueta y ligeramente ajustados.

Finalmente, porta unas botas simples y formales de color marrón.

PersonalidadEditar

Jenevra es una chica bastante tímida. Suele tartamudear al hablar o hablar en voz baja. De vez en cuando suele perderse en sus pensamientos, tanto, que a veces, inconscientemente, dice lo que piensa en voz alta. Puede llegar a ser muy torpe por su timidez, tirando las cosas accidentalmente o perdiendo el equilibrio.

Ella está orgullosa de su talento, pero al mismo tiempo se siente avergonzada debido a que cree que muchos se han perdido en el mundo de la tecnología, llegando a pensar que si los demás descubren su talento, la tacharían de inútil porque una máquina podría hacer lo que ella pero x10 veces o más.

Ella respeta todo lo que está hecho con esfuerzo, sudor y lágrimas. Es muy responsable y trabajadora, aunque a veces promete cosas que no es capaz de cumplir por falta de tiempo o valor. También es muy buena administrando su dinero y ahorrando.

Jenevra no es muy fan de la tecnología, ya que, ella cree que el ser humano depende mucho de esta cada vez más y más, que llegarán a un punto donde sean inútiles y la tecnología acabaría con la humanidad. Esto también hace que desprecie la comida instantánea, prefiriendo esforzarse en lo que va a comer, aunque sea sólo un sándwich. No es la mejor cocinera, pero disfruta y sabe hornear galletas.

A pesar de su timidez, siempre intenta hacer amigos aunque pueda dar una primera mala impresión. Al tomar confianza, habla un poco más fluido y trata de agradecerle a esa o esas personas dándoles un regalo hecho a mano por ella misma.

A medida de los eventos ocurridos de DanganSaga Zero, antes de la llegada de Wikikuma, Jenevra era muy asustadiza. Se sonrojaba al cometer un acto torpe y no hablaba mucho con los demás directamente. Ellos tenían que acercársele. Luego de la llegada de Wikikuma, en los momentos difíciles, ella trataba de elevarles la esperanza al resto de estudiantes, asegurándoles que saldrían de ahí y sonriéndoles aunque por dentro sufría demasiado. Pero a pesar de esto, nunca perdía la esperanza. De vez en cuando se escondía para desahogarse ella sola sin que los demás la vieran.

Con el paso de los asesinatos, juicios completados y ejecuciones, se volvió más valiente. Ya casi no tartamudeaba y pensaba más en claro el orden de los hechos. Su deseo de salir y sus amigos restantes, así como los muertos le dieron el valor suficiente para salir adelante y terminar esa pesadilla.

Luego de los hechos ocurridos de DanganSaga: After Genocide, se ve a Jenevra como la vicepresidenta de la Fundación Futuro. Pareciera que su timidez volvió, pero tenía el suficiente valor como para empezar una conversación. Además, se le notaba también ser más serena, dócil y tranquila. Durante éstos eventos, empezó a tomar un poco de agrado hacia la tecnología, viendo su lado positivo y su potencial para ayudar en situaciones difíciles, como lograr localizar zonas lejanas para así salvar a los estudiantes.

Durante su primera aparición en New DanganSaga insanity™, se revela que es la directora del Hopeful Hall, además de que se le nota mucho más determinada y decidida, demostrándole a sus estudiantes lo mucho que los ama y su gran deseo de salvarlos. Pareciera que ya no tartamudea y logró superar su fase de timidez finalmente. A partir de éstos eventos, la tecnología ya no le desagrada y la ve bastante útil, pero sigue con la idea de que algún día podría tomar el control y destruir a la humanidad. La idea ya no estaría en su cabeza de no ser por los adefesios.

TalentosEditar

DefaultEditar

Siendo la Estudiante Artesana Definitiva, Jenevra tenía acceso al salón de artes, así como Fleur. Aquí, Jenevra tenía la capacidad de crear objetos no muy complicados, usando materiales como pinturas, telas, madera, plástico, etc. Cada creación, dependiendo de su tipo (arma o accesorio) tenía estadísticas distintas, y siendo de alta calidad gracias a su talento, podían llegar a ser objetos muy poderosos y/o de gran valor.

Alrededor del juego, Jenevra primero hizo un vestido verde para Eliette, como muestra de agradecimiento por ser su amiga (equipado otorgaba 5 de resistencia y 30 de suerte). La segunda vez que decidió hacer algo, fue para ella misma. Terminó haciéndose un atrapasueños para no tener pesadillas luego de algunas muertes (equipado otorgaba 35 de suerte). Finalmente, empezó a construir un escudo negro con azul para Alistair, ya que luego de la muerte de Mai, los que sospechaban de él no le quitaban el ojo de encima y Jenevra quería protegerlo (equipado otorgaba 10 de resistencia). Sin embargo, no lo terminó a tiempo, y Alistair fue asesinado pocos días después de que ella empezó a crearlo.

Otra virtud gracias a su talento, es que podía recrear objetos rotos para obtener pistas extras luego de un asesinato. Llegó a recrear un picaporte, una máquina de escribir, e incluso una laptop, aunque necesitó la ayuda de Alistair para poder hacerla funcionar otra vez.

De EventoEditar

Durante el Evento Primaveral, los estudiantes tuvieron la oportunidad de escoger a otro de la Clase 8 o 9 para pasar el rato. Jenevra escogió pasar tiempo con Clement Duval; El Estudiante Biólogo Marino Definitivo. Su talento le permitía poder saber si algún líquido estaba contaminado o parecido, aunque solo usó esta habilidad una vez durante todo el juego.

HistoriaEditar

La ConvocatoriaEditar

Jenevra vivía con su familia en Angola. Su familia era un poco pobre, pero alcanzaban a sobrevivir con un pequeño puesto de artesanías. Jenevra de pequeña amaba las creaciones de sus padres y deseaba ser tan talentosa como ellos. Solía dibujar en una libreta diseños de ropa y decoraciones para crearlos después a mano limpia. Su primer artesanía fue su querida bufanda rosa, que para ser la primera vez le quedó bastante decente. Desde entonces no ha dejado de usarla, ya que la ve como uno de sus mayores logros.

A medida que crecía, empezó a ayudar a sus padres con el negocio y a mejorar por mucho sus productos, teniendo una calidad bastante notoria. Tan buenos eran que hasta parecían ediciones limitadas y la gente simplemente no podía ignorarlos. Jenevra se sintió orgullosa de ella misma, logró su objetivo de ser como sus padres, hasta mejor. Empezaron a ganar más dinero para al menos llegar al punto de ser una "familia con dinero".

El tiempo pasaba, los artículos de Jenevra se hacían mundialmente famosos, tanto que los llegaban a "copiar y pegar" usando máquinas o la gente los proclamaba como suyos, haciendo plagios y fraudes. Jenevra se sentía molesta por estas acciones, pero no podía hacer nada para evitarlo o cambiarlo. Desde esos momentos, fue que empezó la mala fama de la tecnología hacia Jenevra.

Finalmente, llegó ese día. Una carta del Hopeful Hall, convocando a Jenevra a estudiar en sus instalaciones. Jenevra tenía mucho miedo, pues aunque era una oportunidad única de oro, no quería dejar atrás a sus padres ni sentirse perdida llena de desconocidos. Eventualmente, terminó yendo gracias al apoyo de sus padres y ver como sus artesanías eran algo valioso para el mundo. Entonces, aunque temerosa pero orgullosa y feliz de lo que hizo, aceptó la invitación y se dirigió a lo que sin saberlo, sería su peor pesadilla.

Editar

Despertando en aquel bote, con muchos nervios encima, Jenevra tenía esperanza de hacer muchos amigos y de ser una mejor persona luego de graduarse. Jamás había visto una institución tan grande a pesar de vivir en un país africano decente. Se asustaba fácilmente con ruidos fuertes o extraños y no era la mejor conversando.

Aunque intentaba lo mejor por no faltar a clases, la institución era demasiado tentadora, por lo que de vez en cuando exploraba otros lugares, como el lago, probablemente su segundo o tercer lugar favorito.

La primera amiga que hizo fue Eliette, quién intentó sacarle conversación y Jenevra amablemente intentó seguirla. Luego de terminar, Jenevra agarró un poco más de confianza en ella, la suficiente como para seguirla sin miedo a que se burlara de ella o le hiciera daño.

Su siguiente amigo fue Alistair, un chico que llegó tarde a la ceremonia de bienvenida y tropezó justo en la entrada. Jenevra fue a ayudarlo instintivamente, sin si quiera pensar en las consecuencias de que pudo haber sido algo fingido. Para su suerte, Alistair era un buen chico, también algo tímido. Jenevra sentía que lo entendía, aunque irónicamente, Alistair dependía de la tecnología. Solían conversar tranquilamente, Eliette se metía y gracias a eso, ella también pudo conocer y formar una amistad con Alistair. Y así se formó el pequeño trío de amigos.

Después de los sucesos provocados por Wikikuma en esa laptop, Jenevra podía ver como varios estaban en shock, como la confianza de todos se convertía poco a poco en desesperación. Sus caras reflejaban temor. Temor a ser traicionado y a ser asesinado por uno de sus "amigos". No sólo eso, la pulsera también era un problema. La tal pulsera de obediencia. Una sola regla rota o habla del "Proyecto Cain" y era tu fin. Intentar quitártela no iba a servir, pues el resultado habría sido el mismo.

Cuando todos comenzaron a calmarse un poco y desahogaron, Jenevra procedió a ir al cuarto de Alistair junto con Eliette para hacer una pijamada que habían planeado y así sentirse más seguros y protegidos entre ellos.

La TragediaEditar

Capítulo 1: Dulce Flan, Amarga DesesperaciónEditar

Al día siguiente de los desesperantes eventos, Jenevra intentó llevar una vida escolar normal, pensando que era imposible que se asesinaran los unos a los otros tan repentinamente e intentando convencerse de que todo era una simple broma MUY pesada. Por los momentos, todo iba bien. Exploraba la academia y asistía a algunas clases. En una de sus clases solo ella y Ascot asistieron por lo que se la pasaron toda la hora hablando sobre temas de su agrado y contando chistes con su profesor, Kenichi. Repentinamente Alistair y Huǒluàn llegan al aula ya muy tarde. Jenevra los recibe y de esta forma logra conocer a Huǒluàn, aunque en su presentación se acobardó demasiado, tartamudeando mucho y paralizándose, provocando probablemente una mala primera impresión hacia él, o al menos eso pensó Jenevra mientras se lamentaba nerviosamente en el interior.

Los días seguían pasando y nada catastrófico sucedía. Poco a poco Jenevra sentía cada vez menos paranoia y le daban ganas de esforzarse más y más. En un afortunado día, la cafetería comenzó a dar postres gratis, lo que le fue irresistible e inevitablemente fue por uno. Este día Jenevra obtuvo un flan que decidió guardar para una ocasión especial y se retiró feliz con éste aunque con un poco de culpa por no haber asistido a clases.

Repentinamente, en un día nuevo, todos los estudiantes reciben una notificación en sus ElectroIDs, convocándolos a una "reunión de emergencia". Jenevra intenta tomarlo con calma, pero tan repentino fue que comienza a dudar y a temer la posibilidad de un examen sorpresa, siendo que no había asistido a algunas clases ni estudiado lo suficiente. El llegar con el resto y notar la presencia de Wikikuma, recuerda aquel día donde comenzó todo el caos, por lo que comienza a sentirse algo impotente. Mientras Wikikuma insistía en que se mataran y en que no podían ser tan pronto amigos en tan solo una semana, a punto de ser convencida, escucha palabras de otros estudiantes como las de Armando y "Aki", lo que la devuelven a su ideal de que todos definitivamente son amigos y nunca matarían. Sintiéndose feliz y casi segura de haber ganado la guerra, Wikikuma entonces menciona que sólo necesitan un "motivo" y amenaza con las cartas de sus familiares. Temor comenzó a florecer nuevamente en el interior de Jenevra, Wikikuma procedió a decir que incluiría a sus familias por el bien del proyecto si era necesario e incluso mencionó que probablemente ya lo estaban y que inclusive podrían estar muertos ya, quién sabe. Recalcó el hecho de que a penas se conocían porque ni siquiera revelaron sus talentos más que unos pocos. Jenevra empezó a pensar nuevamente que tenía la razón y temblaba. Era inútil. Aunque quería revelarlo, simplemente no podía por miedo a lo que pensaran los demás de ella, pero para esta situación, pensar en eso era tonto. Lamentablemente, no pudo con ello y solo intentó animar a otros como a Himeka y Blocky pero eso solo la hizo sentirse peor ya que una parte de ella decía que solo lo hizo para sentirse mejor de lo otro.

Luego de que Wikikuma expulsara la lista de talentos, Jenevra quería tomarla, para luego quemarla y proteger los talentos de todos, sin leerla. Después de todo, ella también quería proteger su talento. Sin embargo, cuando por fin tuvo el valor de tomar la lista, ya no estaba. Temerosa comenzó a pensar en lo peor, pero gracias a Alistair y Eliette podía mantenerse cuerda.

Despertar al día siguiente no arregló nada como pensó, lamentablemente, además de que comenzó a nevar y no estaba acostumbrada al frío, las cartas no parecían estar a su favor nunca. Pero con el poco valor que tenía hizo un esfuerzo por continuar. Para su suerte, encontró el aula de artes a la que pudo entrar gracias a su talento. Dentro de ella, sus ánimos subieron y se sentía capaz de hacer de todo ahí. Terminó por volverse su lugar favorito de la academia. Desde que descubrió la existencia del aula de artes, se sintió mejor, se sintió bendecida. Justo después dejó de nevar y comenzó a asistir a clases más seguido. Desafortunadamente, ese sentimiento de paz no le duraría para siempre.

En un día como cualquier otro, Wikikuma decide abrir una subasta donde el premio sería la Fórmula WIkikuma, potencial objeto de asesinatos que le permitía a uno hacer más de una acción por día. Miedo volvió a Jenevra e intentó participar y ganarla para evitar catástrofes. Las pujas iban bien, equilibradas, pero de un momento a otro, de un simple 16 saltan a un 49, de ahí a un 50 y finalmente a un 58 de suerte. Jenevra pensó que eso era excesivamente caro y no iba a arriesgar más aunque tal vez el riesgo lo valía.

Evidentemente, luego de la subasta tuvo lugar un asesinato y la desafortunada víctima fue William. En shock tras ver su cadáver y el como alguien pudo cometer tales actos hacia el pobre, no tuvo más opción que comenzar a investigar y dar con el culpable. Jenevra se preguntaba si Kenichi y Mai sabían del caso y si notarían la ausencia de uno de sus estudiantes. Tuvo que contener las ganas de decirles por culpa de la pulsera.

Luego de una larga investigación, Jenevra no le queda nada más que ir al ascensor del destino y reflexionar sobre la situación. Claramente esto no era un juego y no podía hacer nada al respecto a menos que aceptara su propia muerte por la pulsera. Dentro del juicio intentó aportar lo posible, pero tenía mucho miedo de decir algo erróneo o que la pudieran inculpar aunque no era su culpa. Al ver la participación de Eliette, intentó seguir sus pasos. Igualmente, empezó a desarrollar un poco de valentía al ver la seguridad de Ihsan.

Cuando dieron con el culpable, el cual era Pierre, luego de su ejecución y notar el trauma de todos, Jenevra ignoró el suyo para animar a los demás, intentando darles ánimos con palabras inspiradoras de que esto no volvería a pasar, llegando incluso a prometerlo. A veces daba unos abrazos también, lo cuál le sorprendían a ella misma, ya que esperaba ser ella la consolada debido a su tímida e insegura personalidad. A pesar de los hechos, por un lado, esto la fortaleció mentalmente y sin nada más que decir, observó tristemente su flan y a sus mejores amigos para luego retirarse del auditorio antes de que Wikikuma los castigara por tardar tanto en salir.

Capítulo 2: Aventuras Pasionales Y Una Muerte NeblinosaEditar

Al día siguiente luego de pasar por aquellas escenas traumáticas, para la mala suerte de Jenevra, el día torna a una temperatura de 3°C, la cual podría ser una de sus mayores debilidades en su vida diaria. Sin ganas de levantarse de la cama, igualmente se forzó así misma a hacerlo para así intentar olvidar lo que sucedió ayer con William y Pierre.

El pitido de su ElectroID minutos después no fue muy alentador, pues Wikikuma había hackeado los ElectroIDs para que todos pudieran entrar a cualquier aula como la de artes por ejemplo, aún si su talento no estaba relacionado. Intentando olvidar todo lo malo, opta por pasar tiempo con Alistair y Eliette, pareciendo que ellos también hacían lo posible por olvidar el pasado. Wikikuma como siempre aparece para arruinar la fiesta y hace mención de que estará sorteando un arma cada día. Tal arma podría ser capaz de matar a otro estudiante fácilmente, así que todo podría terminar muy mal. Jenevra esperaba no obtener el arma nunca y al mismo tiempo intentó borrar el recuerdo de la existencia de la misma.

Aún con pésimas temperaturas pero un poco más de ánimos, al día siguiente, Jenevra recuerda el flan que guardó para una ocasión especial. Tristemente todo estaba muy denso, y el flan estaba a punto de caducar, así que sin más, decidió comerlo. Pensando en alguna actividad para sentirse mejor, decide encerrarse en el aula de artes y experimentar un poco con los materiales. En lo que el tiempo pasaba, se le ocurrió una maravillosa idea; Hacerle un regalo a su mejor amiga, un bonito vestido y de color verde, intuyendo que ese sería su favorito. Después de todo, Eliette entregó su vestido rojo en el juicio anterior para obtener más información. Luego de esa idea, Jenevra puso manos a la obra, claro, como quería que fuese perfecto, se la pasaba horas encerrada y asegurando que nadie entrara mientras trabajaba. Varios de sus intentos no le convencían, pensando que podría hacerlo mejor, por lo que solía empezar de cero y ocultar su progreso para cuando empezaba el horario nocturno y que así no se arruinara la sorpresa.

El evento de San Valentín estaba a la vuelta de la esquina y sin muchas ganas de ir, de todas formas, Wikikuma la obliga e inscribe junto al resto de los estudiantes. Jenevra pensó que podría no salir tan mal como se lo imaginaba, por lo que intentó no preocuparse tanto y verlo como una oportunidad para hacer otro amigo. Pero sin más preámbulos, continúo con el vestido de Eliette. Su ausencia por el trabajo provocaba algunas sospechas de algunos estudiantes hacia ella.

San Valentín llega por fin. A pesar de que Jenevra pensaba que no podría salir tan mal como imaginó el día anterior, el miedo la domina y se pone muy nerviosa, al punto de casi no asistir, pero lamentablemente recuerda que era obligatorio y la otra opción era morir. Obviamente iría por lo primero, pues era más bien como no tener opción. Al llegar el evento, las lindas decoraciones con corazones y mucho color rojo, siendo su favorito la logran tranquilizar ligeramente, pero permanecía con una actitud temerosa en su mayoría. Jenevra comienza a guiarse del resto de sus compañeros y los sigue para preguntar por su pareja de evento. Al recibir su sobre, lo aprecia por un momento e inmediatamente lo abre después, solo para descubrir que su pareja del día era nada más y nada menos que Huǒluàn. Apenada por el recuerdo de su presentación hacia él, intenta tomar la iniciativa de la manera menos tímida posible para ella. Intentando dar ideas como ir por dulces, al final decide que sería mejor investigar la capilla ya que nadie se dirigió hacia allá y serían los primeros. Quizás les darían algo especial, pensó. Al llegar a su destino, se encuentran con un profesor que les da la bienvenida e invita a su evento de boda. Sin comprender mucho la situación, tímidamente Jenevra explica que solo exploraban, pero podían quedarse a ayudar con el evento si era necesario. El profesor replica que la boda era para ellos dos, claro. No comprendiendo el mensaje, Jenevra se queda pensando, para que luego de unos segundos lo capte y se disculpe exageradamente, intentando buscar una manera de huir sin éxito y sonrojándose. El profesor termina riéndose amigablemente y explicando más a detalle, la boda era falsa después de todo y solo era parte del evento. Amablemente, el profesor pregunta si aceptan participar. A punto de negarse por pena, Jenevra piensa que sería muy descortés e inútil haber llegado ahí para nada, por lo que tanto ella como Huǒluàn terminan aceptando, con la esperanza de que nadie más se enterara para no pasar más pena. Para su mala fortuna, cuando el evento empieza, estudiantes curiosos comienzan a llegar mientras que el profesor da un largo discurso digno de una boda real. En el interior, Jenevra gritaba e intentaba buscar métodos de escape, en la realidad podía verse su terrible sonrojo y temblor por nerviosismo. Hacía todo lo posible por no mirar a la audiencia y fingir que no había nadie más. Al final de la ceremonia, luego de recibir aplausos y haberse tomado una linda foto con Huǒluàn, el profesor vuelve con sus chistes de que la boda era oficial y que tenía el mismo status que una real. Casi cayendo desmayada de la pena, el profesor dice que solo bromeaba y les entrega como recuerdo la foto, un velo de novia y un sombrero de copa. Luego de reflexionar un poco las cosas y pensar que tal vez debería aprender a decir "no" y el que se iba a arrepentir, se tranquiliza y conserva su velo de novia.

Día nuevo. El evento obligatorio le canceló sus planes de seguir con el vestido de su amiga, por lo que a penas se despertó, fue a entrenar y a proseguir su obra. Cuando por fin le convenció uno de sus resultados, comienza a pensar en cómo entregarle el vestido. Empieza a sacar sus propias teorías, teorías como que, entregarlo así sin más podría ser extraño, que tal vez sería mejor envolverlo en una caja de regalo o bolsa. En busca de una, vuelve a teorizar que solo lo hace para evitarla cuando claramente no es así, pero su inseguridad era un duro rival. Finalmente, envuelve el regalo y lo mete en una cajita, para luego buscar a Eliette y saludar tímidamente. Luego de un silencio incómodo, Jenevra se percata de su parálisis y bruscamente le entrega la caja sin decir nada por miedo, pero se notaba la verdadera intención y solo esperaba ahí a que Eliette hiciera algo al respecto. Eliette agradece y toma la caja, diciéndole que la abriría justo ahora. Jenevra no hacía nada más que mirar el suelo, ni siquiera le vio la cara para contemplar su reacción, tenía mucho miedo de que no fuera lo que esperaba, por lo que solo se centró en escuchar. Al escuchar el abrir de la caja, Jenevra se armó de valor para al fin hablar y explicarle el porqué lo hizo. No tuvo el valor suficiente para decir algo cursi como "eres mi mejor amiga" y en su lugar explica que fue por la pérdida del vestido rojo, que pensó que tal vez se sentía indefensa sin el o algo así. Impaciente por una respuesta aún sin mirarla y temblando por miedo al rechazo, Eliette le termina agradeciendo y poniéndoselo de inmediato para luego darle un abrazo sincero y decirle que justo el verde es su color preferido. Tras estas reacciones, Jenevra la abraza de vuelta y se calma para luego sonreír y afirmar que lo del color verde fue pura suerte.

Después de las buenas vibras de lo de ayer, un nuevo caos se forma, pues al parecer habían asesinado a otra persona. El ElectroID de Jenevra se enciende de repente para afirmar el hecho, confirmando que el cadáver se encontraba en el piso 1 del centro oeste. A toda velocidad, Jenevra se dirige al lugar. Durante su investigación, escucha ruidos en la enfermería y entra a revisar. Dentro estaba Camille, tirada en el piso, sin dar ninguna respuesta, pero no era solo ella. Al levantar la vista, observa a Blocky acostado sobre una camilla en una posición contraída y con espuma en la boca. El miedo dentro de ella crecía y no pudo hacer nada más que gritar con todas sus fuerzas. Quedó paralizada en el sitio, incapaz de quitarles los ojos de encima, el miedo no la dejaba hacer nada. Al poco tiempo, llegaron otros estudiantes como Alistair, Armando y Baldric. Inmediatamente Baldric les toma el pulso, confirmando que Camille sigue viva. Rápidamente, Jenevra reacciona y consigue una camilla para acostarla y que su circulación de sangre no se viera afectada. Tristemente, Blocky no tuvo la misma suerte. Jenevra se sintió del asco al recordar la promesa de que esto no volvería a pasar, pero no le quedaba nada más por hacer. Había que investigar y luego asistir a juicio.

Durante el periodo de investigación, Jenevra se topa con Himeka, la cual parecía asustada. Ésta le explica la situación que sucedía en el escritorio de un aula. Intentando hacerse la valiente por Himeka, Jenevra se acerca y termina por ver una clase de osito que le pareció adorable. Al acercarse lo suficiente, el oso se presenta como Spurkuma y le da la bienvenida a su "oficina". Spurkuma entonces explica como él puede verlo todo y podría ayudarlos a conseguir más pistas a cambio de un poco de lana. Eliette, Alistair y Himeka entran a escena. Jenevra ofrece 10 fichas, pero termina siendo rechazada. Tras el rechazo, Eliette sin pensarlo ofrece varias de sus posesiones a lo que Jenevra intenta detenerla por no haberlo pensado, pero Eliette insiste determinadamente. Al pagar lo debido, reciben la pista.

Una vez la hora del juicio llegó, varios inculpaban a Camille y le insistían en que demostrara su inocencia con coartadas y que mostrara los objetos que llevaba consigo. Luego de negarse por bastante rato, al demostrar todas sus posesiones, queda más sospechosa todavía. Jenevra comenzó a pensar que ella realmente era la culpable, pero al mismo tiempo algo no andaba bien. Tras una conversación de enchiladas por parte de Ihsan, algunas peleas, desesperación y más preguntas, Jenevra logra descubrir que Camille había atacado a Blocky. Camille en su defensa comenta que Blocky quería poner más drama al juego y que él le pidió que lo atacara. Jenevra vio estos actos muy estúpidos y llegó a enojarse a su manera con Camille, preguntándole que qué clase de amiga era para hacerle algo así a su supuesto mejor amigo. Tras más debates, mencionan el arma que Wikikuma estaba sorteando cada día diferente y llegan a la conclusión de que el arma convertía la resistencia del usuario en fuerza para así poder casi asegurar tu asesinato si eras alguien muy resistente. No sólo eso, también se descubrió que se podía fusionar con otra. Con la pista de Spurkuma, de que el asesino llevaba una prenda azul y luego de que Eliette demstrara la inocencia de Camille con su talento, llegan a la conclusión de que o Aurora o Fleur pudieron haber sido las asesinas. Luego de más debate y confusión creada por talentos que Aurora se inventaba, recordaron la insistencia de Fleur hacia Camille, como si quisiera inculparla desesperadamente. Al momento de votar, el veredicto llega a que Fleur era la culpable, y así fue. Fleur termina por despedirse de una forma bastante irrespetuosa y despreocupada con los demás y le afirma a Jenevra que ella era la única a la que no consideró matar. La ejecución de Fleur es realizada y termina siendo probablemente peor que la anterior. Nada más quedaba por hacer. Jenevra ya no se esforzó tanto en animar a los demás debido a la mentira que dijo anteriormente y luego de terminar de hablar con algunos, se fue de vuelta a su cuarto, decepcionada de sí misma.

Capítulo 3: Una Verdad Escondida En Promesas FalsasEditar

Despertando al día siguiente, sin mucho más que decir por lo pasado anteriormente, Jenevra se dedica a hacer su rutina diaria, solo que de una manera más silenciosa. Se podía notar la tristeza en sus ojos. Jenevra se preguntaba si sus profesores y la directora se daban cuenta de la ausencia de cuatro alumnos, pero debido a la pulsera, no podía decir nada al respecto. La nube en su cabeza comenzó a despejarse un poco luego de enterarse del evento de Primavera, aunque más que felicidad y curiosidad por participar era miedo. Sin más que decir, solo le quedaba esperar a la hora. Al día siguiente, el anuncio muestra la cantidad de días restantes para el evento. Todo bien hasta ahora, no fue hasta que los ElectroIDs recibieron una notificación. Nada más y nada menos que Wikikuma, forzándolos a asistir de nuevo tal y como en el evento de San Valentín, amenazando de que de no ir, ocurrirían eventos catastróficos y como forma de "expansión", ocultó llaves por la academia que abrirían lugares maravillosos del sótano. Estresada por mal despertar gracias al oso y por lo que pudiera pasar si otros tomaban las llaves, se dirige a buscarlas por su cuenta.

Durante su búsqueda, terminó creyendo que una de las llaves podría estar en la tienda. Tal vez incluso podría estar a la vista pero a la venta, y con sus fichas fácilmente podría pagar y tomarla sin consecuencias. Con esa idea en mente, empezó a buscar rápidamente, moviendo sus ojos hacia distintas direcciones. Después de un rato, se dio cuenta de que probablemente se equivocó de sitio. A punto de irse, decide darle una última oportunidad, ahora buscando por las esquinas y bajo las máquinas aunque no pensó que estuviera allí. Para sus ideas pesimistas, terminó teniendo buena suerte y encontrando la llave bajo una de las máquinas. Feliz de su descubrimiento, procede a regresar a su habitación y proteger la llave.

Al día siguiente, fijamente se le queda viendo durante un rato a la cuenta regresiva del evento, para luego recordar que aún no se inscribía, pero, aún tenía tiempo para pensarlo. El miedo no la dejaba concentrarse bien, pero eventualmente, tendría que terminar eligiendo a alguien. Pensando en métodos para relajar sus nervios y temor, decide encerrarse en el aula de artes. Aún pensando en qué hacer, recuerda el vestido de Eliette. Tal vez, ella podría hacer algo para sí misma. Pensando en qué, opta por hacer un atrapasueños. Sus leyendas y mitos podrán ser falsos, pero igualmente eran bonitos y pudiera funcionar de placebo para dormir bien.

Jenevra tenía que elegir a alguien para el evento ya o pasarían cosas malas. Mirando la lista de alumnos muy inseguramente, uno de ellos logra captar su atención. Clement Duval, el estudiante biólogo marino definitivo. Jenevra siempre tuvo cariño hacia los peces y otros animales marinos, por lo que termina elegiéndolo a él.

Una nueva subasta empieza, dando un objeto llamado el "Tóxico Wikikuma", tóxico líquido que enferma tan solo con el contacto, impidiendo que el afectado pueda usar su talento correctamente. Otro problema más del cuál preocuparse, Jenevra pensó. Comenzando la subasta, fue la primera en pujar, pero eventualmente perdió de nuevo por no querer gastar más de lo necesario. Tal vez ahora sí el ganador sea alguien con buenas intenciones, solo tal vez. Quién sabe.

A la mañana siguiente, Wikikuma pide asistencia obligatoria en la sala de descanso. Sin poder hacer nada más, Jenevra y otros estudiantes terminan asistiendo. Aquí Wikikuma explica el alteramiento de las estadísticas, cosa que enoja y entristece a Jenevra. Acto seguido Wikikuma procede a tirar por una trampilla a "Aki" y a Huoluan, siendo los únicos que no se inscribieron al evento cuando advirtieron que sería extremadamente obligatorio. Jenevra desarrolló un miedo al piso luego de la escena, creyendo que podría abrirse en cualquier momento y tragársela también. Tristemente determinada, alega a Wikikuma que pudo perdonarlos, después de todo, asistieron al evento de San Valentín y que con eso debió haber sido suficiente. Sin poder hacer nada más, se retira a explorar el sótano con la llave que encontró y a comprar un peluche de Wikikuma por alguna razón. Antes de irse a dormir, Jenevra finalmente termina su atrapasueños muy satisfecha con su resultado.

Las fiestas primaverales continuaban, Jenevra intentaba disfrutarlas para aligerar el ambiente. Mientras exploraba las tiendas, se topa con Alistair y entre los dos exploran un rato. Jenevra entonces piensa que deberían invitar a Eliette. Alistair acepta y se dirigen en su búsqueda. Terminando encontrándola justo al frente del sendero de linternas, en donde Eliette les invita a adentrarse junto con ella para estar más seguros. Al aceptar, caminando, pasan por lugares ya conocidos como la cabaña. Todo era tranquilo y entretenido con sus dos mejores amigos. Eventualmente llegan a una zona aparentemente fuera de los límites en donde a penas había gente. Cada vez habían más árboles que impedían el paso y todo se ponía más oscuro. Jenevra comenzaba a temer y pensar que sería mejor regresar antes de que algo los atacara o las pulseras se activaran por ir demasiado lejos. A pesar de estos pensamientos, continúo con sus amigos, no sin antes que Alistair activara su pulsera para tener algo de luz. Atravesando una última colina, se topan con un enorme edificio de cristal en construcción y un puerto a lo lejos no pertenecientes a la academia aparentemente, además de que también habían bastantes personas, grúas y camiones. La curiosidad de los tres solo aumenta y deciden acercarse más para apreciar mejor la situación. Observan como un helicóptero cae en una plataforma cerca del edificio. Jenevra alcanza a escuchar a un hombre vestido de blanco hablar por el teléfono. Sin tener muy en claro sobre lo que hablaba por el ruido, lo poco que logra entender fueron cosas como "la situación empeora", "debemos terminar lo más pronto posible", "esto será muy difícil para nosotros". El espionaje del grupo es interrumpido por un hombre de negro que aparece atrás de ellos y deja noqueados. Jenevra despierta en su habitación, preguntándose si todo solo fue un sueño, aunque los dolores de cabeza que empezó a sentir segundos después intentando recordar le dejaron en claro que no fue para nada un sueño.

Durante el evento, donde obligadamente tuvo que asistir. Por la mañana estuvo hablando un rato con Clement y juntos jugaron un par de juegos. Jenevra se sintió bastante a gusto, incluso parecía ser una chica sin timidez. Al final se dio cuenta de que valió la pena. Su interés hacia la biología marina y el hecho de bombardear a Clement con preguntas sobre seres marinos no dejaban su timidez ser la emoción prioritaria. Pasando el tiempo, Jenevra se despide de Clement alegremente y agradecida.

Tiempo después Jenevra termina por reunirse con Alistair, el cuál asustado le pregunta si se encontraba bien después de lo sucedido. Jenevra le confirma estar bien, le da un abrazo y comprende que todo pasó de verdad. Aunque tenía ganas de hablarlo con Alistair, pensó que sería mejor distraerse primero y luego invitar a Eliette para estar más organizados. Desde entonces Jenevra tuvo miedo de volver a donde el edificio. Jenevra y Alistair terminan en el lago hablando un poco de su vida y pidiendo fortuna con un Maneki-neko.

Al día siguiente, Jenevra termina reuniéndose con Eliette por la noche, en donde juntas van al sendero de linternas a colgar un deseo. Por muy difícil que el deseo fuera, Jenevra de corazón deseó poder escapar de la situación en la que estaban y que sus dos mejores amigos; Eliette y Alistair estuvieran a salvo. A punto de colgar sus deseos en el árbol, Eliette es golpeada por un objeto. El objeto se rompe en varios fragmentos de cristal y dañada, Eliette cae al suelo. Lo más rápido posible, Jenevra trata de sanarla y preocupada, empieza a llorar un poco por ella, pensando en lo peor. A la lejanía se veía una figura azul. Quién será ahora, se preguntaba, todos los asesinos hasta ahora han sido azules. Reflexionando un poco, se limpia las lágrimas y procede a examinar los trozos de cristal, para luego descubrir la etiqueta y darse cuenta de que se trataba del "Tóxico Wikikuma". Recordando aquella subasta, comienza a temblar. Súbitamente las luces por toda la academia se van, dejando a Jenevra y a Eliette con la poca luz de sus pulseras de evento y las luces del sendero. Jenevra abraza a Eliette y se mantiene alerta, intentando protegerla. Con la vista, empieza a buscar desesperadamente a Alistair, seguro podría ayudarlas.

El tiempo pasaba y la luz no regresaba, Eliette no recibía el tratamiento adecuado, por lo que Jenevra no tuvo más opción que adentrarse a la academia en busca de ayuda, o más bien, en busca de Alistair, siendo otra persona de absoluta confianza. Dentro de la oscuridad, afortunadamente logran dar con él. Jenevra ruega por auxilio hacia Eliette. Eliette reclama que comer podría hacerla sentir mejor, por lo que le pasa una pasta cruda a Alistair para que la cocinara mientras Jenevra se quedaba vigilando. Sin moros en la costa, Alistair termina, le entrega la pasta a Eliette para que se recuperara y la luz eventualmente regresa a la academia.

Aunque todo parecía haber vuelto a la normalidad, los ElectroIDs y pantallas se encienden para anunciar que se ha encontrado otro cadáver. La gota que derramó el vaso otra vez. Jenevra miró con determinación a Eliette y Alistair, dándoles a entender que era hora de buscar e investigar. Mientras Jenevra investigaba por su cuenta, logró encontrar rastros de sangre por los pasillos del Centro Oeste. Intentando dar con el aula correcta, escucha un grito de Alistair e inmediatamente va hacia donde lo escuchó. Ya ambos en el aula de música, Jenevra observa el cuerpo fusilado de Choi, casi poniéndose verde del asco. En la parálisis de ambos, Eliette entra a escena, solo para paralizarse también, pero alcanzando a decirles que Camille también sufrió por un destino similar. El comentario le quitó la parálisis ligeramente a Jenevra, solo para mirarla a los ojos muy preocupado, casi no creyéndole que pudieron haber muerto dos personas. Pero así fue, segundos después Wikikuma llega con los tres para entregarles sus fichas y confirmar que efectivamente, Camille también estaba muerta.

Mientras investigaba, decide pasar a echar un vistazo a la "oficina" de Spurkuma para recordar los precios por una pista y pedirle ayuda. Lastimosamente Spurkuma le reclama que era demasiado pronto y estaba almorzando. Nerviosamente Jenevra se disculpa y se va. Aún investigando, termina encontrándose a otro kuma en una de las carpas llamado Vudukuma. Aquel kuma aceptaba fragmentos de la amistad y a cambio eliminaba pistas falsas. En un intento de recibir ayuda, Jenevra entrega fragmentos de gente muerta, cosa que a Vudukuma le pareció un soborno, alegando que solo aceptaría fragmentos de estudiantes vivos. Temerosa por cometer otro error, otros estudiantes ofrecen fragmentos de gente viva también y terminan con la "pista" de que una de las pistas que Eliette encontró era falsa. Terminando ya con la investigación del todo, Jenevra lentamente se dirige al elevador para asistir al juicio.

Ya durante el juicio mientras debatían por posibles suicidios, pistolas de balines, entre otras cosas, se llega a la conclusión de que Camille fue la asesina de Choi y la responsable de envenenar a Eliette. Decepcionada por lo ocurrido, Jenevra piensa que la muerte de Camille no fue más que puro arte del karma y observa sus acciones como algo innecesario. Haberla fusilado estuvo de más. Prosiguiendo en el juicio, Jenevra y sus dos amigos; Alistair y Eliette terminan siendo los portavoces. Nerviosa por no estar segura del asesino de Camille y triste por la decisión de Eliette, arriesgando su vida junto con Alistair por ella, antes de poder votar, descubren el dato faltante que les daba la respuesta. Ollie no poseía su pulsera fluorescente y extrañamente el cuerpo de Camille tenía una dentro de la ropa. Jenevra, aún con dudas pero determinada a seguir a sus amigos hasta el final y confiando en las palabras de Ascot, termina votando por Ollie también, siendo un voto unánime. Ollie termina siendo el culpable mientras el trío celebra su logro, aunque se tranquilizan al poco tiempo porque ahora debían ver a Ollie morir.

Pasada la ejecución y listos para regresar a sus habitaciones, una voz conocida suena a la distancia, gritando, para luego patear y abrir la puerta del juicio. Era Kenichi, que al entrar a escena, todos le ruegan y gritan porque se vaya antes de que el oso le hiciera algo malo. Sin hacer caso, no hace nada más que gritar por Mai, alegando que el proyecto no funciona y debían parar, pues ya habían perdido a siete estudiantes. Jenevra, confundida con el resto de los estudiantes se quedan callados. Wikikuma desaparece para luego dar aparición a Mai, explicando la razón del proyecto y que sólo intentaban protegerlos. Sin palabras, ni segura de perdonarlos, Jenevra empieza a teorizar cosas en su cabeza, para finalmente perdonarlos a pesar de todo. Todo había terminado, aparentemente, solo era cuestión de esperar a que les quitaran las pulseras de la obediencia. Mai mencionó la llegada de un barco para el Viernes en donde estudiantes podrían ir para combatir la desesperación que se desencadenó en Japón. Jenevra, determinada junto con Alistair y Eliette deciden ir, solo faltaría esperar al gran día. A punto de retirarse, Eliette menciona que sería lindo hacer un tributo para los fallecidos. Decididos a realizar uno y a prepararse para el Viernes siguiente, se retiran, junto con Kenichi que pregunta si también podía ayudar.

Capítulo 4: Sin Cadenas, Sin PerdónEditar

Capítulo 5: Horneando Decepción Con Moldes De DesesperaciónEditar

Capítulo 6: Manual De Conducta En Un Mundo Sin OrdenEditar

La "Broma"Editar

Probablemente, Jenevra estaba sucumbiendo a la desesperación luego de demasiados trágicos eventos. Ante sus ojos, vio como todos los muertos seguían con vida y según Kenichi, todo era tan solo un experimento social y solo estaban tonteando en su casa. Incluso confirmaba que él se disfrazaba de mujer para hacerse pasar por Mai.

Jenevra sentía demasiada confusión y sufrió un estado de shock tan fuerte que a penas podía hablar. Ni si quiera podía estar alegre por ver a Eliette y a Alistair vivos. Todo era demasiado confuso y extraño como para razonarlo. También sentía algo de furia, pero el shock era tan poderoso como para hacerle caso a ese sentimiento. Si todo era una broma, fue una demasiado pesada, quería gritar, llorar, desahogarse, aunque, es cierto que muchas veces decía que prefería eso a que fuera un juego de matanza de verdad.

Mantuvo un poco de cordura ya que, aunque los "muertos" actuaran como locos, Alistair era posiblemente el más estable de sus amigos, y estando junto a Jenevra la calmaba. Eliette llegó a tomar un pedazo de carbón y a frotarlo en Jenevra, ya que según Eliette, la última vez que la vio, Jenevra era "más negra". Aún shockeada y confusa, Jenevra intentó abrazar a Eliette para sentirse mejor, sin embargo, no resultó del todo.

Más tarde, luego de que los "muertos" hablaran un rato e hicieran más tonterías, Kenichi llamó a un tren en el que todos, incluidos los vivos, abordaron para irse de regreso a casa. Fue tan aleatorio que cualquiera habría podido pensar que era un tren al más allá o quizás al mundo de las drogas.

Eventualmente, Wikikuma llama a los estudiantes, diciéndoles que despertaran porque aparentemente sus mentes viajaron a otro plano. Cuando Jenevra "despierta", observa el lugar con cuidado, dándose cuenta de que todo eso fue un sueño, probablemente. Aunque quería preguntarse qué fue eso, no había tiempo que perder, estaban en medio de un juicio.

Capítulo 7: El Bien Y La Esperanza Se Niegan A MorirEditar

RelacionesEditar

Eliette AstiéEditar

Para Jenevra, Eliette era su mejor amiga. Se arrepiente de no haberla tratado de una forma más amistosa y afectuosa, ya que solía tartamudearle mucho y su timidez no la dejaba hacer un contacto visual siempre. Jenevra siempre creía en la palabra de Eliette, y durante los juicios admiraba su contribución, así como su esperanza. Jenevra siempre buscaba la forma de apoyar los testimonios de Eliette.

Tanto cariño le tenía que consideraba intentar aprender a tocar un instrumento ahí en corto para tal vez hacer una pequeña melodía juntas. Incluso le hizo un vestido verde como símbolo de amistad y cariño. Tal vez tomó confianza en ella demasiado rápido, la gota que derramó el vaso para llevar a cabo estas acciones pudo ser cuando Eliette le comentó a ella y a Alistair que nunca había tenido amigos y siempre estaba sola.

Sin embargo, Jenevra le temía a su lado "salvaje" y quedaba entre si tratar de calmarla o dejarla ser. Cuando Eliette perdió la esperanza, Jenevra comenzó a sentirse deprimida. Tenía miedo de acercársele y sólo se quedaba mirando como su amiga se deterioraba cada vez más, pero no cayó rendida. Tuvo esperanza de que aún quedara un poco de la anterior Eliette en su ser, y así fue. Lamentablemente, Jenevra tomó valor y/o actuó demasiado tarde. Luego de haberla salvado de los Wikikuma robóticos junto con Alistair, la "curaron" de su desesperanza, pero, inesperadamente, justo al día siguiente, justo luego de que Jenevra la perdonara y la invitara a hacer galletas para aligerar el ambiente, Eliette es asesinada, causando un quiebre en Jenevra. Afortunadamente, logró mantenerse firme ante la situación y gracias a estos eventos se volvió más fuerte, dándolo todo por su amiga muerta y prometiéndole que saldría de ahí por ella.

Alistair NichodyEditar

Alistair era el mejor amigo de Jenevra. Jenevra lo veía como esas personas que debes proteger debido a su gran pureza. Irónicamente, Jenevra no conocía el talento de Alistair y teniendo en cuenta su disgusto por la tecnología, le sorprendió tener una amistad tan fuerte con alguien así, pero después de todo, no es como si Alistair no hubiera aceptado a Jenevra en su círculo o la hubiera llamado "inútil" por su talento como tanto temía que pasara.

Casi todo el tiempo Alistair estaba junto a ella, por lo que su lazo se volvió bastante fuerte en poco tiempo, además las coincidencias de tener habitaciones juntas hicieron que su confianza creciera más, tanto que Alistair la comenzó a llamar "Jeny" como un apodo de cariño.

Jenevra estaba segura de que Alistair era muy inocente, por lo que siempre confiaba en él y nunca llegó a pensar en las posibilidades de que él pudiera asesinar o ser un cómplice. Sin embargo, durante el juicio de la muerte de Mai, aunque todas las pistas apuntaran a Alistair, ella se negaba a creerlo e hizo lo posible por convencer a todos de que el culpable había sido Huǒluàn. Terminó teniendo éxito, pero algo la inquietaba, algo olvidaba. En su camino de vuelta a su habitación, pudo ver como Kenichi sostenía una caja llena de dulces en la misma habitación donde Mai fue asesinada. Solo Jenevra, Eliette y Alistair sabían de la existencia de esa caja, por lo que Jenevra pudo ver con sus propios ojos que el verdadero asesino fue Alistair, lo que la hizo sentir demasiado culpable por ejecutar a un "inocente" y comenzó a desconfiar de Alistair. Sin embargo, ella quería seguir creyendo, y personalmente le preguntó si él fue el asesino, corriendo el riesgo de ser asesinada también teniendo en cuenta de que estaban solos en ese momento. Al saber la verdad, y los argumentos de Alistair para hacerlo, Jenevra se sintió ligeramente mejor y se alegró de no haber perdido completamente su fe en él.

Después del juicio y durante los eventos del centro este, Jenevra podía notar que Alistair ganó mala fama por algunos de los estudiantes restantes. Temerosa a que le hicieran daño, comenzó a hacer un escudo para él y así protegerse de posibles ataques. Tristemente, Jenevra no fue lo suficientemente rápida para terminarlo y Alistair fue asesinado sin que ella pudiera darse cuenta a tiempo. Aún así, Jenevra prometió salir de la pesadilla por él y que no fallaría el juicio. Cuando el juicio terminó, Jenevra decidió seguir con el escudo hasta terminarlo, porque aunque ya no era de nadie, el deseo de regalárselo a Alistair la hacía recordarlo, tanto, que el escudo se volvió una clase de recuerdo de él para ella.

Otra mala noticia para Jenevra, es que jamás pensó que Alistair la querría más que una amiga. Jenevra se siente mal por no haber sentido lo mismo antes o por no haberse dado cuenta a pesar de que Alistair siempre la seguía a todas partes. También está ligeramente molesta con Alistair por no habérselo dicho, pero no cree que sea su culpa del todo.

Ihsan AtiyaEditar

Como casi todos los estudiantes de la clase 10, Jenevra nunca pensó que Ihsan fuera realmente una mujer haciéndose pasar por un hombre. Quedaba muy confusa recordando los momentos donde Eliette la amaba. Jenevra admira la determinación y esperanza de Ihsan, aunque al mismo tiempo se sentía un poco incómoda cuando esta decía incoherencias durante los juicios.

Tomó confianza de Ihsan luego de que Melania revelara los talentos, impresionando a Ihsan y demostrándole respeto y admiración a Jenevra por ser una artesana.

Jenevra comenzó a pasar casi todo su tiempo con Ihsan desde entonces, aún dentro de las instalaciones e incluso ya a las afueras luego de haber escapado. Jenevra e Ihsan terminaron siendo un pequeño grupo de la Fundación Futuro junto con la mascota de Ihsan; Jake la lagartija. Jenevra optó por darle el puesto de presidenta a Ihsan, ya que ella era mejor hablando con las personas y no se le dificultaba tanto demostrar lo que sentía así como a Jenevra. Sin embargo, a Ihsan se le pueden pasar cosas de vez en cuando, por lo que Jenevra se autoproclamó vicepresidenta, (aprobado por Ihsan) para ser su mano derecha y ayudarle en todo lo posible. Actualmente, juntas buscan rescatar a más estudiantes de estos juegos de matanza y acabar con la desesperación. Entre las dos acordaron reconstruir ciudades llenas de esperanza luego de terminar su objetivo.

Huǒluàn RìgāoEditar

Aunque realmente no conversaron mucho, Jenevra pasó todo el Día de San Valentín con él por el evento. Ambos siendo bastante callados, y Jenevra un poco avergonzada de ser casi negra, al lado de un chino blanco la ponía muy nerviosa, pero intentó tener la iniciativa para que así disfrutaran del día.

Eventualmente, ambos terminaron explorando una capilla en donde terminaron casándose aunque falsamente. Jenevra simplemente se sintió demasiado extraña en ese momento y de vez en cuando se arrepiente de no haberse negado, pero también se enoja con Huǒluàn por no haber dicho nada al respecto, dejándola hablar a ella sola. Desde ese momento, Jenevra ve a Huǒluàn como alguien bastante misterioso. No podía odiarlo tampoco, así que se sentía muy neutral al respecto.

Empezó a sentirse culpable y como una asesina luego de haberlo inculpado en el juicio de Mai. Empezó a respetarlo más aunque ya no estuviera con vida. No obstante, al revelarse que en realidad no estaba muerto y que era su culpa el estar ahí encerrados en un juego de matanza, Jenevra comenzó a desarrollarle decepción y algo de rabia. No veía válidos sus argumentos para tomar tales acciones y Huǒluàn se negaba a ir por el camino de la esperanza, por lo que para terminar, ella y el resto de sobrevivientes acabaron con él de una vez por todas.

Aurora JóiasEditar

Jenevra se sentía algo incómoda al lado de Aurora, siendo esta bastante llevada y siendo una lame-sangre. Su lenguaje no le parecía el mejor, pero no es como si Jenevra tuviera mejores argumentos y/o valor para demostrar superioridad que ella. Le disgustaba que ella apoyara a la desesperación y se burlara de las muertes de los demás.

Le tuvo decepción por un tiempo cuando Eliette se unió a ella para extender la desesperación, y algo de celos por llevarse a su mejor amiga. Le costaba confiar en sus palabras durante los juicios, y muchas veces creyó que ella era la culpable de alguna manera.

Al final, cuando Aurora se sacrificó, le tomó algo de respeto y pensó que incluso la gente "mala" merece tener un buen descanso en el otro mundo.

Baldric WesleyEditar

Su relación no era muy fuerte sino hasta luego de la ejecución del juicio de la muerte de Mai. Baldric fue probablemente la primera persona en notar el desánimo de Jenevra y la convocó para hablar. Aquí Jenevra decidió contarle la verdad de los hechos y de que el culpable fue Alistair. Aunque tal vez no fue correcto contárselo a alguien tan rápido y mucho menos a alguien con el que no te llevas mucho, Jenevra se sintió un poco mejor y le tomó más confianza a Baldric.

Empezó a dudar bastante de él luego de su plan junto con Aurora para formar un asesinato falso y así confundir a Wikikuma. Lo que fue la cereza del pastel, fue cuando al escapar, Baldric decidió unirse a la desesperación, abandonando al resto de los sobrevivientes y rompiéndole el corazón a Ihsan. Desde ese momento, Jenevra no había sentido una decepción más grande, pero sin embargo, ella también tenía esperanza de que algún día recuperarían a ese viejo amigo, así como pasó con Eliette.

Camille BrigetteEditar

Fue la primera persona con la que intentó hablar y formar una amistad, ya que se veía la más accesible para su nivel. Parece que de igual forma "fracasó", pero consiguió a Alistair y a Eliette como amigos en su lugar. De todas formas, Jenevra la ve como una persona cool.

Durante el juicio de Blocky, empezó a verla más como una persona un tanto tonta. Jenevra no entendía el porqué le hizo tales cosas a su amigo. Incluso si se lo pidió, no debió hacerlo. Simplemente no tenía sentido. Actualmente sigue demasiado confusa ante sus acciones. Quizás nunca sabrá el verdadero porqué de estas, pero prefiere mejor no saberlo.

Melania LandvikEditar

Al verla por primera vez sin saber mucho de ella y cuando se le conocía como "Aki", a simple vista, Jenevra la veía como una chica muy tierna y abrazable, pero su forma de expresarse y repentinos momentos donde gritaba la ponían nerviosa y nunca tuvo el suficiente valor como para formar un lazo fuerte con ella. Peor era cuando proclamó el jardín como suyo. Algunas veces palabras inspiradoras como "todos somos amigos, nadie matará" por parte de ella le daban la esperanza suficiente como para seguir adelante.

Después del primer juicio y ejecución, Jenevra tuvo por primera vez el valor de hacer una interacción más fuerte hacia ella, diciéndole que no le gustaba verla llorar, que sus lágrimas arruinaban su lindo rostro. Luego de esas palabras procedió a darle un pequeño abrazo.

Aquellas opiniones sobre "Aki" no cambiaron. No hasta la muerte de Mai en donde "Aki" comenzó a comportarse cruelmente hacia su muerte, bañándose en su sangre y tomando su muerte como un chiste. Jenevra empezó a sentir temor hacia ella y comenzó a pensar en el refrán de "Las apariencias engañan". Su opinión hacia ella empeora mucho más al descubrirse que ella fue la asesina de sus dos mejores amigos y que también intentó asesinarla a ella. Luego de su ejecución, aunque se hizo justicia, no pudo evitar sentirse algo mal por ella.

Luego de descubrirse su verdadero nombre y el que no había muerto gracias a la Píldora Wikikuma, Jenevra se llena de esperanza y de un sentimiento de justicia, ya no sintiendo mucho remordimiento hacia ella, pensando que sus amigos quizá querían ser vengados. Eventualmente, Jenevra y el resto de sobrevivientes terminan con su vida y con la de Huoluan para luego tirar sus cadáveres al mar. Después de aquellas acciones, Jenevra pide que por favor no contaminen el mar, indirectamente llamándolos basura, a Melania principalmente. Aunque tiempo después sintió algo de pena por la forma en que la ejecutaron, al mismo tiempo se sentía satisfecha por acabar con la persona que casi le arruina la vida por completo. Se lo merecía después de todo, eso pensaba.

Profesor KenichiEditar

Jenevra admiraba la forma de enseñanza de Kenichi. Tenía mucho carisma y cuando le regaló un dulce se emocionó mucho. Jenevra quería conocerlo mejor y conversar como las típicas pláticas de la vida de un maestro. Kenichi era simplemente un gran profesor para ella.

Todas las ilusiones de Jenevra hacia Kenichi fueron muriendo luego de su locura por la muerte de Mai. Aunque Jenevra entendía la situación, no cree que haber amenazado a todos los estudiantes con muerte haya sido lo mejor, pero no es como si hubieran podido haber hecho algo en su contra porque si no, un simple botón y la pulsera que tenían acabaría con sus vidas en menos de lo que canta un gallo.

Durante la muerte de Alistair y Eliette, Jenevra intentó demostrarle a Kenichi su dolor y como no había que actuar de una manera salvaje. Incluso llena de lágrimas y dolor, tenía que seguir adelante por ellos.

Al final de los hechos, notó cambios de Kenichi; Ya no era tan salvaje por Mai y se había disculpado de todos los errores que cometió, le agradó que haya escogido ir también por el camino de la esperanza, y aunque no está con el equipo de Ihsan y ella, Jenevra confía en que Kenichi hará un buen trabajo. Igualmente, Jenevra siente un poco de desagrado a su persona, ya que disfrutó de la muerte de Alistair al descubrir que él fue el responsable de la muerte de Mai, pero al mismo tiempo lo ve justo. En cualquier caso, prefiere no recordar esos sucesos.

Himeka FukuharaEditar

Durante el juego de matanza no se hablaban mucho, pero Jenevra la veía como una estudiante con gran potencial a pesar de ser algo tímida y sensible. Siempre que Himeka estaba triste y Jenevra cerca, hacía lo posible por hacerla sentir mejor. Irónicamente, cuando Himeka tenía problemas, Jenevra se hacía la heroína, pero solo con ella, quizá le tenía algo de admiración por su forma de ser, quizá le recordaba a ella un poco. Jenevra se sintió más a gusto con ella cuando hornearon galletas juntas.

Después de sobrevivir a su juego de matanza, en la Fundación Futuro se desconoce mucho su relación, pero aparentemente ahora son un equipo y Jenevra la aprecia mucho. A veces hacen galletas juntas todavía.

Niklas WexlerEditar

Jenevra muestra gran interés hacia Niklas siendo éste el Ingeniero Definitivo, preguntándole toda clase de cosas relacionadas a la tecnología y cómo pueden ayudar y si de verdad es posible que se revele contra la humanidad. Bueno, tal vez no hace tantas preguntas seguidas por su timidez, pero fue gracias a Niklas que decidió darle una mejor oportunidad a la tecnología.

Aún si gracias a él le tiene más confianza a la tecnología, si trabaja demasiado, suele intentar persuadirlo para hacer otra cosa, invitándolo a salir a conversar un rato o jugar un juego de mesa con otros miembros de la Fundación Futuro. A veces teme a que lo interrumpa en un momento importante, así que se lo piensa un rato antes de ir a hablarle.

Debido al estado de Niklas, Jenevra trata de ser lo más sutil y calmada posible al hablarle, además de ofrecerle galletas siempre o un poco de agua cuando está mucho tiempo trabajando en algo sumamente importante que no le permita tomarse un buen descanso.

Le tiene un enorme respeto y sabe que no es de subestimar luego del juego de matanza que provocó.

Isaac GreenEditar

Lo observa como el hermano que nunca tuvo, aceptando o dándole consejos de tímido a tímido. Jenevra está impresionada por su habilidad con los caninos (aún si no es original de él) y suele preguntarle qué puede hacer para que también le hagan caso a ella, al menos para hacer pequeños trucos.

Le tiene mucha empatía. A veces se ofrece a terminar trabajos por él para que tenga tiempo de jugar con sus perros y estos no se sientan solos o aburridos. Por Isaac, comenzó a aprender cómo hacer croquetas para perro e incluso les hace pequeños sombreros o suéteres si hace mucho frío.

La forma de su cabello le parece un poco graciosa y le gustaría pedirle permiso de peinárselo para ver cómo se vería, pero le da demasiada vergüenza porque piensa que eso ya es algo intimo.

Momoki ToriyasuEditar

Le agrada que sean casi de la misma altura para no sentirse la pequeña flor entre altas montañas. Por su talento, sabe que no es de subestimar y que hablar mal de ella a sus espaldas es una muerte segura. Aún así, está bastante impresionada de eso (aunque no sea originaria de ella).

Jenevra sabe que Momoki puede ser muy directa por lo que intenta cuidar su vocabulario cuando habla seriamente con ella. A fin de cuentas, le tiene bastante agrado y suele ser muy dócil cuando le pide artesanías ya que no piensa que pueda usarlas para travesuras (como hacer una pequeña trampa con una sábana).

Jenevra a veces se pregunta cómo Momoki logró que su cabello creciera tanto así como su físico en no tanto tiempo. ¿Porqué a ella no le pasó? Quisiera preguntarle, pero le da demasiada pena y luego piensa que no es importante. Todos son perfectos tal y como son.

Cuando va a hacer galletas, suele preguntarle a ella qué forma le gustaría que hiciera, solo que a veces sus respuestas le dan algo de miedo.

Algo que Jenevra no aprueba de Momoki es que le regale a su hija armas letales, pero no es como si pudiera hacer mucho para evitarlo. Esa es otra de las preguntas existenciales que tiene. ¿De dónde sacó todo eso en primer lugar?

Tomomo GreenEditar

Siendo de las menores miembros de la Fundación Futuro, la trata como si fuera su sobrina/nieta. Normalmente cuando Tomomo a penas despierta, Jenevra va a saludarla y preguntarle qué le gustaría desayunar para mandarle el desayuno a la cama. Adora el talento de Tomomo y felicita a sus padres por haberla educado tan bien para llegar tan lejos.

Cuando es el aniversario de la muerte de Eliette y Alistair, con muchísima pena pero intentando afrontarla, le pide que si puede traerlos imitando el talento de Avril o que al menos ella los imite para sentir que les habla.

La quiere mucho. Cuando está segura que Momoki no está rondando por el edificio por algún viaje o trabajo donde tuviera que salir, intenta persuadirla de que si mejor no quiere otro regalo que no sea un arma para mantenerla a salvo. Piensa que aún es muy joven para usar esas cosas, que sólo fue necesario en el juego de matanza en el que estuvo, pero mientras no esté en peligro, no es necesario tener una, o al menos no en las instalaciones.

Blaise CastellowEditar

Lo respeta bastante y admira su fluidez al leer así como su agilidad para usar las palabras correctas al escribir o hablar. Por la personalidad de Blaise, Jenevra suele no interrumpirlo por miedo a que se enoje o lo haga desconcentrarse de lo que sea que esté leyendo. Intenta pasar disimulada cuando lee para dejarle un plato de galletas con leche y no tenga que interrumpir su lectura para ir por comida o alguna bebida.

Le está eternamente agradecida de haberla salvado de la muerte cuando fueron a salvar a los estudiantes de New DanganSaga insanity™.

Elías ViktorsenEditar

Zhuan ParkerEditar

Hari KulkarniEditar

Juin LesauvageEditar

Avril LesauvageEditar

TemasEditar

Tema NeutroEditar

Excess Express at Dusk - Paper Mario The Thousand-Year Door
Excess Express at Dusk (Paper Mario: The Thousand Year Door)

Tema de BatallaEditar

Alices Theme - Doll Judgment
Alice's Theme: Doll Judgement ~ the Girl Who Played with People's Shapes (Touhou 7: Perfect Cherry Blossom)

CuriosidadesEditar

  • El nombre "Jenevra" significa "suave, tierna". El apellido "Ribeiro" significa "río".
    • Irónicamente, su nombre también significa "blanca".
    • Convenientemente, uno de los pasatiempos de Jenevra es pescar. Adora pescar.
      • Además de su gusto por la pesca, ama a los peces y sabe algunos datos interesantes de estos. Nunca tuvo un pez de mascota, por lo que usualmente se quedaba viéndolos en ríos, lagunas o peceras de tiendas nadando tranquilamente.
  • Anteriormente se tenía planeado de que fuera la Astróloga Definitiva o la Ornitóloga Definitiva.
    • La idea del astrólogo se usó después para Marek Šafařík en DS:AG y la de ornitóloga se descartó debido a que la creadora lo sintió muy obvio de ella.
  • Su ahoge la hace 7cm más alta.
  • Antes de las tragedias por las que pasó, tenía un pequeño grupo de amigas en su tierra natal.
  • Es hija única.
  • Dibuja bastante profesionalmente y sabe mucho de matemáticas.
  • Ella y Alistair hicieron un hoyo pequeño en la pared de sus habitaciones en donde usaban vasos como teléfonos para hablarse ya que sus habitaciones estaban juntas.
  • Dejó de hacer galletas durante mucho tiempo luego de la muerte de Eliette.
  • No le gusta que le toquen el ahoge.
  • Tiene un trauma con los mazos con púas.

GaleríaEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.